Costaleros

Esta Hermandad ha tenido desde sus inicios una vinculación muy cercana con los Costaleros. Ya desde antiguo los grandes capataces de la Ciudad tenían muy en consideración a los costaleros que llegaban a pedirles sitio desde nuestro barrio de Torreblanca, sobre todo las cuadrillas de los hermanos Rechi y, especialmente la del Maestro Rafael Franco Rojas que contaba entre sus filas con muchos trabajadores de la construcción. Nuestra Hermandad tiene en muy especial lugar a sus hermanos costaleros, ya que de parte de ellos también proviene el origen de esta Cofradía.

No obstante desde siempre ha sido requisito indispensable ser hermano de la Corporación para poder pertenecer a la cuadrilla de costaleros, como para cualquier otra ocupación dentro de la Cofradía. Y como los demás grupos, están sujetos a las reglas y a una jerarquía y autoridad, que en este caso recae en el Capataz General, delegado por la Junta de Gobierno para tal menester, siendo directamente responsabilidad del Diputado Mayor de Gobierno.

Capataz

El Capataz General de la Hermandad a cargo de la Cuadrilla de hermanos costaleros es Miguel Ángel Castillo López, teniendo a su cargo a noventa costaleros para el paso de Nuestro Padre Jesús Cautivo ante Pilato y setenta en el paso de palio de María Santísima de los Dolores, llevando un equipo de doce auxiliares que comandan bajo sus órdenes ambos pasos.

Tanto la Procesión Sacremental como la Procesión de Gloria, ambos grupos de costaleros del Señor Cautivo y de la Virgen de los Dolores, van alternandose cada año en dichas procesiones.

Aunque en las Reglas Vigentes en su Capítulo XIII, Regla 107ª, Punto 9, dice que:

“Los Hermanos costaleros son los que portan sobre sus cuellos los pasos con nuestros sagrados titulares y ocuparan el lugar que se les asigne de acuerdo con lo que se determine según sus aptitudes físicas. En caso de haber vacantes se podrán completar las cuadrillas con personas que sin hallarse inscritos se muestren interesados en ocuparlas, aun cuando ello deberá hacerse solo en dicho caso, y en el número preciso para que exista la cantidad necesaria de costaleros para portar los pasos”.

En la nueva revisión de las mismas aprobadas por los hermanos en cabildo general y a espera de su aprobación definitiva por la Autoridad Eclesiástica, se detallan algunos aspectos más de su organización e indumentaria. Aspectos que ya se están implantando como normas internas del grupo.

Así la indumentaria para los costaleros es la siguiente: camiseta de color blanco de manga corta y sudadera de color negro ambas sin distintivo alguno excepto el escudo bordado de la Hermandad. Para los costaleros del paso del Señor los pantalones, calcetines y calzado serán de color negro y para los costaleros del paso de María Santísima serán de color blanco. Todos los costales serán lisos de color blanco sin ningún tipo de dibujo o anagrama.

Tanto la Procesión Sacremental como la Procesión de Gloria, ambos grupos de costaleros del Señor Cautivo y de la Virgen de los Dolores, van alternandose cada año en dichas procesiones.