Carta del Hermano Mayor

Fotografía Jura nuevos cargos - 3 de julio 2020
De izquierda a derecha: Moisés Leiva (Mayordomo Tercero), Miguel Ángel Sevillano (Hermano Mayor), Marcelino Sánchez (Director Espiritual), José Mesa (Teniente Hermano Mayor), José Antonio Montero (Mayordomo Primero), Manuel Lozano (Mayordomo Segundo).

 

Hermanos me dirijo a vosotros como nuevo Hermano Mayor, cargo jurado el pasado viernes 3 de julio, que evidentemente he aceptado con mucha ilusión y gran responsabilidad.

Todo esto sobrevenido porque mi gran amigo Manuel Castillo, saliente en el cargo por dimisión como todos sabéis, y que por circunstancias que ocurren en la vida, esta pandemia que estamos sufriendo y que todavía no se ha ido, nos va hacer pasar factura en todos los aspectos de nuestra existencia.  Por ello no quiero dejar pasar la ocasión para agradecer a Manolo sus incontables horas, días, noches, etc., en pos de trabajar por y para la Hermandad, y como consecuencia para los hermanos. Un trabajo arduo y silencioso desarrollado con el mayor de los cariños y mimos. Bajo mi punto de vista perdemos mucho con esta decisión que tomó y con la que se podrá estar de acuerdo o no, pero sí tendremos que respetar. Gracias Manolo.

También agradecer el apoyo tenido por parte de la Junta de Gobierno para que yo ocupara este cargo, que según nuestras reglas así lo piden, y que por unanimidad decidieron. También dar las gracias a José Mesa por aceptar su nuevo cargo sin dudarlo, pues como siempre dice él: “donde me necesite mi Hermandad allí estoy”.  Y por último a la incorporación de Moisés Leiva por su inmediata reacción a participar como miembro de la Junta de Gobierno, siendo en estos años anteriores colaborador en la diputación de mayordomía.

Lo que es evidente, que continuamos en nuestro devenir como Hermandad, estamos en unos momentos muy difíciles y complicados, somos conscientes de ello tras los meses de incertidumbre durante el estado de alarma. Lo que han sufrido y padecido tanto los hermanos como vecinos de nuestro barrio, y que desde nuestra diputación de caridad se ha intentado dar las mejores soluciones posibles en cada momento con los medios que hemos ido disponiendo. Gracias a todas las Hermandades, empresas, etc que han colaborado con nuestra Hermandad para hacer más llevaderos los días a las familias necesitadas.  Y por supuesto elevamos también una oración de agradecimiento a los comerciantes, las asociaciones, grupos organizados y particulares que también han colaborado en paliar todos los daños que estaba generando el COVID-19 en nuestro barrio.

Pero claro la Hermandad también lo ha sufrido, no ha sido ajena. Nos encontrábamos en el peor de los momentos, pues llevando escasamente cuatro días de reparto de papeletas se paró todo y como efecto nuestros ingresos también, pero los gastos generados para nuestra Estación de Penitencia estaban realizados y a los cuales tenemos que hacer frente. Solo pediros un poco de vuestra colaboración, tan sencilla como es el pago de las cuotas.

También tenéis a vuestra disposición poder retirar como recuerdo una papeleta simbólica de la salida extraordinaria por el XXV Aniversario en Vía Crucis de Nuestro Padre Jesús Cautivo ante Pilato, que desgraciadamente tampoco pudimos llevar a cabo, pintura exclusivamente realizada para tal efecto por nuestro hermano Eduardo Segundo Pérez.

Como despedida deciros que me tenéis a la entera disposición en vuestra casa hermandad.

Tener un recuerdo especial con los afectados por el COVID-19, que nuestro Amantísimos Titulares Nuestro Padre Jesús Cautivo ante Pilato, María Santísima de los Dolores y San Antonio de Padua los ayuden en los momentos tan difíciles vividos. Y pedir por que sigan protegiendo a este bendito barrio y a su gente.

MIGUEL ÁNGEL SEVILLANO MUÑOZ
Hermano Mayor